Saltar al contenido
Cosmetica Casera

Agua de Lavanda

agua de lavanda

Agua de Lavanda

A esta agua de lavanda podrás encontrarle múltiples usos. Por sí sola es un magnífico tónico facial para todo tipo de pieles (especialmente para grasas y mixtas) que la relaja y equilibra, pero también puedes usarla como ingrediente en la preparación de cremas, perfumar y refrescar suavemente el cuerpo, para el cabello, el baño, aromatizar ropa o ambientar habitaciones. El agua de lavanda te refrescará en verano, clamando la piel después del sol y aliviando picores. Pruébala en tu ropa de cama, justo antes de acostarte, para dormir mejor.

Guarda el agua de lavanda en la nevera para que se conserve en óptimas condiciones durante seis meses.

Ingredientes para elaborar el Agua de Lavanda

Para 550ml aproximadamente:

  • 2 tazas de agua destilada
  • ½ taza de flores secas de lavanda o 1 taza de flores frescas
  • ¼ de taza de agua de hamamelis 
  • 60 gotas de aceite esencial de lavanda
agua de lavanda

Elaboracion Paso a Paso

  1. Pon agua a hervir y, una vez apagada, viértela sobre las flores de lavanda y déjalas reposar en ella en un recipiente tapado con un paño. 
  2. Mientras las flores están en infusión, mezcla el agua de hamamelis con el aceite esencial en una botella. 
  3. Cuela el agua. Si ya está fría puedes añadirla a la botella. Agítala bien para que se mezcle con el hamamelis y el aceite esencial de lavanda y ya está listo el agua de lavanda. Agitar bien antes de cada uso. 
  4. Una variante más sencilla del agua de lavanda, consiste en añadir al agua destilada solo el aceite esencial de lavanda y el hamamelis, prescindiendo de infusionar las flores.  

Propiedades del aceite esencial de Lavanda

  • Calmante y purificante, se utiliza para tratar los granos, el acné, el eczema, los cortes, las picaduras de insectos y las inflamaciones.
  • En la terapia de masajes se usa para aliviar los dolores y molestias musculares.
  • Su aroma atenúa la ansiedad, la tensión, el síndrome premenstrual, el insomnio y los dolores de cabeza.
  • Combina bien con eucalipto, menta, pachuli, romero y árbol de té, entre otros.
  • La lavanda es mundialmente conocida por su gran variedad de usos en medicina, en aromaterapia y en nuestra vida cotidiana. Es famosa por eliminar las polillas, refrescar nuestro armario o ayudarnos a conciliar el sueño.
  • El aceite esencial de lavanda es incoloro o amarillo claro con un aroma dulce, floral, especiado y con un matiz balsámico y a madera.